Nuevas perspectivas sobre el papel de la melatonina en sueño, ritmos circadianos y su regulación.

En este artículo, se plasma el estudio realizado sobre la melatonina y sus efectos sobre el sueño y los ritmos circadianos, utilizando incluso evaluaciones de redes cerebrales, así como estudios sobre Farmacocinética.


En los mamíferos, un reloj circadiano central, ubicado en los núcleos supraquiasmáticos (SCN) del hipotálamo, sintoniza los ritmos fisiológicos circadianos innatos al ciclo ambiente de luz-oscuridad de 24 h para vigorizar y optimizar el orden temporal interno. El SCN-activado, producción de melatonina activada por la luz e inhibida por la luz transmite el mensaje de oscuridad al reloj e induce funciones fisiológicas de estado nocturno, por ejemplo, la presión arterial y el metabolismo de sueño/vigilia. Se han demostrado efectos clínicamente significativos del tratamiento con melatonina en ensayos controlados con placebo en humanos, particularmente en trastornos asociados con ritmos de melatonina disminuidos o desalineados, por ejemplo, trastornos del sueño relacionados con el ritmo circadiano, jet lag y trabajo por turnos, insomnio en niños con trastornos del neurodesarrollo, mala calidad del sueño (no restauradora), presión arterial nocturna no bajada (hipertensión nocturna) y enfermedad de Alzheimer (EA).


La relación evidente entre el aumento de la edad, la disminución de la producción de melatonina y el aumento de la prevalencia del insomnio ha llevado a la hipótesis del "reemplazo de melatonina", que sugiere que la reposición de la deficiencia en la hormona reguladora del sueño endógena mejorará el sueño.

Un estudio de seguimiento de 10 a 15 años en 20.432 hombres y mujeres de 20 a 65 años sin antecedentes de enfermedad cardiovascular en los Países Bajos (el estudio MORGEN) mostró que la mala calidad del sueño, incluso más que la cantidad, aumentó el riesgo de enfermedad cardiovascular y enfermedad coronaria.


En este artículo se concluye que, la melatonina, la hormona producida por la glándula pineal en la noche, sirve como señal del tiempo al reloj biológico y promueve la anticipación del sueño en la red predeterminada del modo del cerebro; estos efectos pueden explicar el aumento en propensión del sueño en desordenes de sueño del ritmo circadiano y el sueño restaurativo realzado en más pacientes con insomnio.

Con la edad y ciertas enfermedades, la robustez del sistema circadiano disminuye y la producción de melatonina se disminuye o se desplaza. Los ritmos circadianos desviados y la mala calidad del sueño se asocian con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, metabólicas y cognitivas, mala calidad de vida y mortalidad. La melatonina administrada exógenamente mejora el sueño no restaurador y las amplitudes y desalineaciones del ritmo circadiano. La capacidad de la melatonina de reducir la activación del DMN (precuneus) puede explicar el aumento del valor restaurativo del sueño (calidad del sueño) en pacientes del insomnio, y sus efectos beneficiosos sobre salud cardiovascular.


Fuente: New perspectives on the role of melatonin in human sleep, circadian rhythms and their regulation (nih.gov)

10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo