¿Cómo puede ayudar la taurina al intestino?

Los científicos de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) identificaron un nutriente que ayuda al intestino a recordar infecciones anteriores y matar las bacterias invasoras, como Klebsiella pneumoniae (Kpn), se trata de la taurina.

La taurina se encuentra naturalmente en los ácidos biliares del intestino, ayuda al cuerpo a digerir las grasas y los aceites. Los científicos creen que los niveles bajos de taurina permiten que los microorganismos dañinos colonicen el intestino.

La investigación señala que los niveles altos de taurina producen suficiente sulfuro de hidrógeno, un gas venenoso, que puede prevenir la colonización de las bacterias que causan enfermedades. En un estudio se identificó a la taurina como el desencadenante de la actividad de bacterias que pueden luchar contra las infecciones.

Los investigadores se dieron cuenta de que se puede preparar la microbiota para resistir una infección posterior, y que el hígado y la vesícula biliar, que sintetizan y almacenan ácidos biliares que contienen taurina, pueden desarrollar una protección contra infecciones a largo plazo.

Según los NIH, el hallazgo publicado en la revista Cell podría ayudar a los esfuerzos que buscan alternativas a los antibióticos.

Los científicos están estudiando la microbiota para encontrar o mejorar tratamientos naturales para reemplazar a los antibióticos, que dañan la microbiota y se vuelven menos efectivos a medida que las bacterias desarrollan resistencia a los medicamentos.

La taurina es un aminoácido que cumple muchas funciones en el cuerpo, incluido el trabajo como neurotransmisor. El cuerpo produce parte de la taurina que necesita para estos procesos, según explica WebMd. La taurina también se puede consumir en alimentos que la contienen a mejor fuente de taurina es la carne como las vieiras, el atún, el salmón, pulpo, algas, pollo y ternera.

El microbioma en todo tu cuerpo, consiste en billones de microorganismos (bacterias, hongos, parásitos y virus). La mayor parte se encuentra en el intestino delgado y grueso, lo que conocemos como microbiota intestinal.

La microbiota estimula el sistema inmunológico y descompone los compuestos alimentarios, señala la Escuela de Salud Pública de Harvard.

En la microbiota hay microrganismos que son útiles y otros potencialmente dañinos; en un cuerpo sano conviven ambos tipos sin problemas. Pero si hay una alteración en ese equilibrio, el cuerpo puede volverse más susceptible a las enfermedades.

La microbiota de una persona sana brinda protección contra los organismos patógenos (dañinos) que ingresan al cuerpo, por ejemplo, al beber o comer agua o alimentos contaminados.

Un desequilibrio en la microbiota puede ser provocado por enfermedades infecciosas, ciertas dietas o el uso prolongado de antibióticos u otros medicamentos que destruyen las bacterias, se produce disbiosis, lo que detiene estas interacciones normales.


5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

POLITICA PRIVACIDAD    -    USO COOKIES

Todos Los Derechos Reservados 

Copyright © 2020

Nº R.S.I.: 26.015913/M